.is-sticky #sticky-header { background-color: white !important; }

LABIO LEPORINO Y PALADAR HENDIDO

labio leporino y paladar hendido

labio leporino y el paladar hendido se conocen colectivamente como defectos de nacimiento orofaciales. Estas son las formas más graves de defectos congénitos que ocurren durante las primeras etapas del embarazo. Estos defectos de nacimiento congénitos afectan las estructuras bucales y dentales y provocan deformidades faciales. La aparición de labio leporino y paladar hendido varía de 0,5 a 3,63 por 1000 nacidos vivos. En la mayoría de los casos, la causa exacta del labio leporino y el paladar hendido es difícil de determinar. Un labio leporino o paladar hendido puede ocurrir solo (sin otro problema relacionado con la salud) o asociado con otros defectos de nacimiento o síndromes. En este breve artículo, analicemos los conceptos básicos del paladar hendido y comprendamos las causas, las características clínicas, el manejo y las complicaciones.

¿QUÉ ES LABIO LEPORINO Y PALADAR HENDIDO?

El labio leporino y el paladar hendido son los defectos congénitos que ocurren con una fusión incompleta del techo de la boca y los lados de los labios en el útero.

Labio leporino: Durante los 4 días y 7 de semanas embarazo, los labios del bebé toman su forma y forma que los tejidos de cada lado de la cabeza se desarrollan hacia el centro para formar la cara. La unión de estos tejidos conduce a la formación de rasgos como la nariz, los labios y la boca. El labio leporino ocurre cuando los labios no se fusionan completamente durante el desarrollo. El grado de fisura labial puede variar de leve (una pequeña muesca) a grave (un gran espacio que se extiende a través de la nariz).

Paladar hendido: el paladar forma el techo de la cavidad bucal y el piso de la cavidad nasal. La formación del paladar se produce durante el 6y 9de semanas de embarazo. Durante el proceso de formación, cuando el techo de la boca no se fusiona completamente en el centro o de adelante hacia atrás, conduce a la formación de un gran espacio que puede extenderse hacia la cavidad nasal. Después del nacimiento, una parte del paladar del bebé está abierta, o tal vez tanto la parte delantera como la trasera están abiertas.

CAUSAS DEL LABIO LEPORINO Y PALADAR HUNDIDO

La causa exacta del labio leporino y el paladar hendido aún no está clara. Sin embargo, existen ciertos factores de riesgo asociados con la formación de defectos congénitos congénitos, incluidos los:

Factores hereditarios: los investigadores han informado de una mayor tendencia familiar al desarrollo de labio leporino y paladar hendido. Sin embargo, el labio leporino es más común en los hombres y el paladar hendido aislado es más común en las mujeres.

Factores ambientales:

Tabaquismo: la mayoría de los defectos orofaciales están relacionados con las madres que continuaron fumando durante el embarazo.

Diabetes: las mujeres embarazadas con diabetes preexistente tienen un mayor riesgo de tener un hijo con defectos orofaciales.

Ciertos medicamentos: Ciertos medicamentos que se toman durante el embarazo aumentan el riesgo de desarrollar una fusión defectuosa de huesos y tejidos blandos.

COMPLICACIONES DEL LABIO LEOPORINO Y PALADAR HENDIDO:

Problemas de alimentación: la presencia de paladar hendido dificulta que el niño se prenda. Cuando hay una abertura en el paladar, la leche o los alimentos pasan de la boca a la cavidad nasal. El bebé necesita tiempo para aprender a tragar.

Problemas dentales: La presencia de defectos orofaciales puede provocar varios problemas dentales. Es posible que los dientes no crezcan correctamente, en posiciones incorrectas, se difamen, tengan una forma incorrecta o falten por completo.

Retrasos de lenguaje y el habla: una abertura en el techo de la cavidad oral o el labio dificulta que el niño utilice los músculos completamente asociados con el habla y la formación de palabras, provocando un ceceo o retraso en el desarrollo de los hitos del habla.

Infecciones de oído y problemas de audición: Los bebés con labio leporino o paladar hendido corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones de oído y acumulación de líquido en los oídos. Si la hendidura se extiende desde el paladar hasta la garganta, su hijo puede experimentar infecciones de oído frecuentes y un mayor riesgo de pérdida total o parcial de la audición.

MANEJO

El cuidado de la fisura es un maratón y no un sprint. Los diferentes problemas deben tratarse en diferentes momentos. El labio leporino y el paladar hendido se pueden tratar con éxito con varios métodos quirúrgicos y no invasivos. El tratamiento de un niño con labio leporino y paladar hendido necesita un equipo de médicos especialistas, que incluye un cirujano dental, un cirujano plástico, un prostodoncista, un logopeda y un otorrinolaringólogo. Los pacientes con labio leporino y paladar hendido deben seguir una rutina de salud bucal regular para mantener limpio el tejido en el área de la hendidura. Una visita regular al dentista con la atención domiciliaria adecuada ayuda a prevenir posibles infecciones de las encías.

Con los avances en la atención de la salud dental, los bebés que nacen con labio leporino y paladar hendido pueden tratarse con éxito. Es importante que los padres obtengan un buen plan de tratamiento dental, radiografías dentales adecuadas y comprendan lo que implica.

CONTÁCTENOS

En Channel Islands Family Dental office, brindamos una amplia gama de servicios dentales en nuestras diversas sucursales. Mejora tu sonrisa y salud con nosotros. No dude en llamar y reservar sus citas hoy mismo con nuestros dentistas en  Oxnard, VenturaPort Hueneme, Newbury ParkSanta Paula.

labio leporino y paladar hendido, labio leporino y paladar hendido, labio leporino y paladar hendido, 

Ir al contenido